Osteopatia

INDICACIONES DE LA OSTEOPATÍA

  • Cervicalgias
  • Dorsalgias
  • Lumbalgias
  • Tortícolis
  • Neuralgias
  • Túnel Carpiano
  • Ciáticas
  • Hernias discales
  • Protusiones
  • Estenosis
  • Esguinces
  • Tendinitis, tendinosis
  • Migrañas
  • Cefaleas
  • Vértigos
  • Trastornos digestivos funcionales
  • Alteraciones funcionales cardiorrespiratorias
  • Problemas ginecológicos
  • A.T.M. (articulación tempero-mandibular)
  • Trastornos oclusales
  • Bruxismo
  • Plagiocefalia
  • Cólico del lactante
  • Etc.

¿Qué es la Osteopatía?

La Osteopatía es una disciplina terapéutica y un conjunto de conocimientos específicos basados en la anatomía y fisiología del cuerpo humano, en el conocimiento de cómo intervienen los diferentes tejidos en la producción de la enfermedad y en la aplicación de técnicas de normalización de las funciones alteradas, técnicas que la Osteopatía ha desarrollado durante más de un siglo de evolución.

 

Aunque a la Osteopatía se la relacione fundamentalmente con problemas que afectan al aparato locomotor, lo cierto es que trata al ser humano de forma global, como un todo, restableciendo el equilibrio perturbado mediante técnicas manuales dirigidas a cualesquiera de los tejidos afectados, sean estos del sistema musculoesquelético, visceral, nerviosos etc. Se trata de una terapéutica manual que ayuda a aliviar, corregir y recuperar lesiones musculo-esqueléticas y patologías orgánicas.

 

Las técnicas osteopáticas obtienen de forma directa o refleja, reacciones fisiológicas que equilibran y normalizan las diferentes alteraciones musculares, osteoarticulares, orgánicas y funcionales, mejorando o resolviendo el cuadro clínico e incidiendo especialmente en sus manifestaciones dolorosas.

Existen diferentes campos de actuación de las técnicas osteopáticas, según el tejido sobre el que inciden:

  • Osteopatía Estructural, dirigida al sistema músculo-esquelético.

 

  • Osteopatía Visceral, orientada a actuar sobre los tejidos que participan en las funciones de las vísceras, las membranas fibrosas en relación, los músculos, los diferentes planos de deslizamiento entre los órganos, los vasos sanguíneos, los nervios, todos los tejidos que aseguran el funcionamiento orgánico, deben estar libres en su paso anatómico, lo que no siempre ocurre y que puede ser debido a adherencias, tracciones miofasciales que dificultan la normal movilidad de las vísceras. Las técnicas manuales viscerales ayudan a liberar interrupciones en el flujo de movilidad, lo que ofrece al organismo una base funcional más útil, productiva y saludable.

 

  • Osteopatía Craneal, actuando también mediante técnicas manuales, liberan y facilitan la micromovilidad del cráneo y el conjunto de la relación craneosacra a través de las membranas meníngeas y el papel del líquido cefalorraquídeo.

 

En Osteopatía tratamos la zona dolorosa y otros segmentos a distancia causantes del encadenamiento de tensiones, de disfunciones articulares, musculares etc que acaban por sobrecargar el tejido que, finalmente, presenta el síntoma doloroso.